Precio del alquiler

Las razones de por qué el precio del alquiler ha subido un 74,6% en diez años

Precio alquiler de vivienda - Pixabay
photo_camera Precio alquiler de vivienda - Pixabay

El precio de los alquileres en España se ha convertido en un debate habitual. Se habla de ello tanto en ámbitos expertos, como en las conversaciones más informales con amigos y familiares. No es para menos teniendo en cuenta que desde enero de 2014 el precio medio del metro cuadrado en España se ha incrementado en un 74,6%. O lo que es lo mismo, una década atrás se pagaban 7,1 euros por metro cuadrado, frente a los 12,4 euros actuales. Lo que implica que por un piso de 50 metros se abonaba una renta de 355 euros mensuales en enero de 2014, mientras que ahora se pagarían 620 euros.

En algunas ciudades como Madrid o Barcelona, este aumento es todavía mayor. En la capital, alquilar un piso de 50 metros cuadrados cuesta unos 490 euros mensuales en 2014, frente a los 825 euros actuales. En la Ciudad Condal, también se ha pasado de pagar 470 euros por un piso de las mismas características una década atrás, a superar los 890 euros actuales. 

gráfico precio alquiler vivienda metro cuadrado
gráfico precio alquiler vivienda metro cuadrado

¿Por qué han subido tanto los precios del alquiler?

Lo cierto es que con este breve vistazo a los datos de cuánto han subido los precios de las viviendas en alquiler en España se puede apreciar la problemática existente. Por eso, es necesario mirar a las causas multifactoriales que han provocado este incremento generalizado.

Menos casas en alquiler

En España, actualmente, el parque de viviendas en alquiler es de 4,2 millones. Sin embargo, la tendencia de los últimos años es peligrosa, ya que el parque de viviendas se ha reducido en más de un 30% desde la pandemia y tras la aprobación de la nueva Ley de Vivienda. Tan solo en el portal Idealista ha pasado de contar con más de 288.000 viviendas anunciadas para alquilar en 2019 a las 208.000 del 2023.

La oferta de vivienda en alquiler se ha reducido a tenor de los datos, algo que ha provocado una parte del aumento de los precios. Sin embargo, la demanda para comprar o alquilar una casa se ha quintuplicado en los últimos años. Solo desde 2021, la demanda a nivel nacional ha subido en un 11%. Esto hace que, a menor oferta y mayor demanda, los precios estén experimentando la subida actual.

Caída en la construcción

Además de testar la oferta y la demanda, otro gran motivo que explica la subida del precio del alquiler es la falta de construcción de vivienda. Generalmente, no se le presta mucha atención y desde el debate político se alude al número de vivienda vacía. Pero, lo cierto es que basta un simple vistazo a los visados de obra nueva para explicar esta problemática.

Visados de obre nueva. Datos mensuales de noviembre de 1991 a noviembre 2023 - Fuente Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana (MIVAU)
Visados de obre nueva. Datos mensuales de noviembre de 1991 a noviembre 2023 - Fuente Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana (MIVAU)

Desde la crisis de 2009, la construcción no se ha recuperado en nuestro país. De hecho, basta con mirar las cifras de la década de los 90 – antes de la burbuja – para apreciar el gran parón. En casi cualquier mes desde 1994 hasta el año 2000 se dispensaban entre 20.000 y 40.000 visados de obra nueva. Sin embargo, desde el año 2009 no se han superado los 10.000 visados al mes en ningún mes. Es decir, se está construyendo hasta cuatro veces menos vivienda en España. Con la problemática añadida de que somos 8 millones de habitantes más que en la década de los 90.

La consultora Savills Aguirre Newman en un informe ya advirtió de la necesidad de construir 1,2 millones de casas para poder satisfacer la demanda vigente de alquiler. Sin embargo, parece que la construcción continúa sin despegar.

Dificultad de acceso a la compra de vivienda

El tercer factor que explica el gran aumento de los precios del alquiler es, sin duda, la dificultad a la hora de comprar una vivienda para los jóvenes. Según un estudio de Fotocasa, el 60% de los jóvenes que no se emancipan comprando o alquilando es porque no tienen los recursos suficientes para ello.

Un informe del Banco Central Europeo ilustra que en 1988 se requerían menos de 3 años de salario bruto para adquirir una vivienda. Actualmente, este periodo ha aumentado a más de 7 años, y la tendencia continúa en aumento.

Además, en 2023, el acceso a la vivienda se ha vuelto más complicado, según el índice que evalúa la relación entre el precio medio de la vivienda y la capacidad de endeudamiento basada en la renta de los ciudadanos empleados. Este índice ha experimentado una disminución constante desde el tercer trimestre de 2021, alcanzando su nivel más bajo desde el segundo trimestre de 2012. 

En el último informe de la Sociedad de Tasación, se señala un descenso de 16 puntos, situándose en 73 puntos sobre un equilibrio de 100. Este declive indica que el aumento de los precios de la vivienda y el alza de los tipos de interés están contribuyendo al endurecimiento del acceso a la vivienda. Aunque este descenso coincide con la subida del euríbor y la aprobación de la Ley de Vivienda en 2023, esta última no ha tenido un impacto significativo en revertir la tendencia.

En resumen, las causas que explican el fuerte aumento del precio del alquiler en los últimos diez años tiene que ver con una oferta cada vez menor, una demanda cada vez mayor, una construcción en mínimos y una dificultad de acceso a la vivienda cada vez mayor para los jóvenes, que al no poder comprar aumentan la demanda de los arrendamientos. 

Más en Economía