Sumar

Yolanda Díaz recuerda a Sánchez y al PSOE que no pueden gobernar sin ellos

Yolanda Díaz, señaló este sábado al PSOE que los votantes de izquierdas quieren “un Gobierno que coopere” y ver a ambos partidos “caminando juntos”.
Yolanda Díaz, durante su intervención - Foto de Sumar
photo_camera Yolanda Díaz, durante su intervención - Foto de Sumar

 

La vicepresidenta segunda del Gobierno y líder de Sumar, Yolanda Díaz, señaló este sábado al PSOE que “quien piense en este momento que puede hacerlo solo, se equivoca. Este fue el mensaje más novedoso que lanzó en su intervención al término de la asamblea fundacional de Sumar, en la que su lista ganó las primarias al Grupo de Coordinación, máximo órgano de la formación, con un 81,56% de los 8.179 inscritos que participaron en las mismas, según los datos oficiales del recuento, que corrigieron levemente los facilitados inicialmente por su equipo.

En todo caso, este porcentaje sólo supone el apoyo de 6.671 personas, ni siquiera una de cada diez de los 70.000 afiliados que pudieron haber tomado parte en la votación.

Desarrollando esta advertencia, subrayó que, después de que los votantes progresistas se movilizaran en las elecciones generales, ahora “toca al Gobierno de España estar a la altura” y “gobernar mejor”. Por eso, avisó al PSOE de que no toca “conformarnos con lo que tenemos y no avanzar”. Así, se conjuró para “cuidar la coalición, al Gobierno de coalición progresista” y a “esa gente que quiere vernos, con diferencias, caminando juntos”.

Antes, Díaz animó a las respectivas candidatas de la formación en las elecciones vascas, Alba García; catalanas, Jessica Albiach, y europeas, Estrella Galán, y llamó a generar esperanza ahora igual que en su día lo hizo a votar el 23 de julio, lanzando ”un proyecto para la emancipación humana en el siglo XXI” con “un nuevo contrato social sin competencia entre lo rural y lo urbano”, para “ganar derechos para todo el país”.

También quiso disuadir a “los agoreros” de la derecha que decían que se iba a “acabar con el país”, con la subida del salario mínimo y la reforma laboral y ahora “quieren que seamos un paréntesis, una anécdota en la historia de España”.

“Nos sentimos totalmente desbordadas, estamos agotadas”

La líder de Sumar abanderó las reivindicaciones feministas y dijo que ahora las mujeres quieren “más”. “Lo queremos todo porque no nos da la vida”, proclamó. “Sentimos que la vida nos atropella”, denunció, citando tanto el trabajo como los cuidados que tienen que realizar las mujeres. “Nos sentimos totalmente desbordadas, estamos agotadas”.

Volviendo a su partido, afirmó que “somos una fuerza de gobierno pero con los pies en la calle” y reivindicó “recuperar la política para la ciudadanía” porque el “y tú más” en el que ve instalados al PP y el PSOE “tiene un único perdedor”: la “gente humilde”, que “es quien necesita más que nadie las instituciones”.

Por esa gente llamó a “recuperar la política como un lugar decente, habitable”, frente al PP y su presidente, Alberto Núñez Feijóo, que según ella “están dispuestos a embarrarlo todo” y “convirtiendo el Congreso de los Diputados en un auténtico lodazal”. “La política no es lo que dicen, la política es demasiado seria para que se la dejemos a ellos”, advirtió a continuación.

Corrupción

Más tarde describió la corrupción como “el mayor disolvente de la confianza ciudadana en la política”, volvió a censurar que en la pandemia “unos golfos” se estuvieran “lucrando con el bien común” porque es “letal para democracia” y proclamó que “Sumar va a limpiar las instituciones de corrupción”, venga ésta de donde venga. En esta lucha, añadió, “la gente está harta de la confrontación por la confrontación”.

Ya fuera de este tema, proclamó, el primer sábado de Semana Santa pasadas las 21.00 horas, que “ésta va ser la legislatura del tiempo” y repitió sus promesas sobre jornada laboral, cuidados, permisos retribuidos, prestaciones sanitarias y descarbonización. Finalmente, advirtió que en la política de Sumar “no caben los macrocasinos”, un apoyo explícito a que los Comunes tumbaran los presupuestos catalanes por el Hard Rock, aunque esto llevara al adelanto electoral en Cataluña y a que el PSOE renunciara a los Presupuestos Generales del Estado.

En materia internacional, Díaz abogó por el alto el fuego y el reconocimiento del Estado palestino y también por la libre autodeterminación del pueblo saharaui, así como por una Unión Europea (UE) con “política propia y autonomía estratégica” y una defensa “que no esté subordinada a los intereses de Estados Unidos”. Y, aunque diagnosticó que “este mundo es peor” que hace dos años, llamó a “que lo miremos de frente” para “cambiar esta barbarie”.

Antes que Díaz, el ministro de Cultura y portavoz de Sumar, Ernest Urtasun, presentó las tres próximas elecciones vascas, catalanas y europeas como “un plebiscito” entre un modelo económico “anclado en los años 90” u otro, supuestamente el de Sumar, de “avanzar en derechos y transición ecológica”, y destacó esta asamblea como el primer hito del “giro progresista” que se vivirá en esos comicios.

A su vez, el ministro de Derechos Sociales, Pablo Bustinduy, centró su intervención en defender la paz y la autonomía en política exterior de la UE, mientras la de Sanidad, Mónica García, en criticar al PP por sus casos de corrupción, tanto por hacer negocio con la sanidad pública como porque, según ella, “cuando el país avanza, la derecha crispa”.

La ministra de Juventud e Infancia, Sira Rego, rompió un poco lo esperado al hablar, no como ministra, sino “desde Izquierda Unida” porque, según fuentes de la formación, tuvo que hablar en nombre de ésta tras negarse el partido de Yolanda Díaz a admitir intervenciones de delegaciones de los partidos asociados al suyo, como había pedido IU. De ese modo, desde IU reclamó que Sumar sea “un espacio donde todas nos encontremos cómodas, con los mismos derechos y en pie de igualdad”, y citó entre otras federaciones de IU a la madrileña, que lamenta que el partido de Díaz esté dispuesto a darse por representado con Más Madrid.

 

Otros intervinientes

Antes que los ministros, la recién designada candidata de Sumar a las elecciones europeas, la exdirectora general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Estrella Galán, se estrenó en un acto político advirtiendo de la ”seria amenaza de involución” que, a su juicio, se cierne sobre la UE.

Rechazó la “política de bajeza” y la “confrontación” y se conjuró para construir “la Internacional de la esperanza” frente a “la Internacional del odio”, a la que achacó también ir contra el colectivo Lgtbi, contra la paz y negar el cambio climático. En su lugar, defendió una posición propia de la UE en política exterior y criticó su Pacto de Migración y Asilo.

El coautor de la ponencia política de la asamblea de Sumar y portavoz en el Congreso de los Diputados, Íñigo Errejón, presumió de la movilización electoral que en julio impidió reducir España y el Estado a un papel y una subasta y la libertad al privilegio de unos pocos, como supuestamente habría hecho la derecha.

Ahora, dijo, no van a “gobernar asustados” sino a “transformar”, a “llevar la democracia hasta sus últimas consecuencias” e “imponer la ley del más débil” y que “la rendición de cuentas llegue hasta el último ángulo oculto” frente a la corrupción. Errejón proclamó que no aceptaba ”ni una sola lección” del coordinador general del PP, Elías Bendodo, quien hoy instó a Yolanda Díaz a condenar la corrupción del PSOE, subrayando que Sumar ya lo hizo y, además, propuso medidas para evitarla.

Seguidamente, pidió la movilización y el apoyo de las bases porque “no basta con gobernar bien”, como aseguró que están haciendo los ministros de Sumar, porque “son minoría en el Gobierno y no digamos en el Estado”, así que “hay que ayudar, empujar” porque “las ideas no viven sin horizontes ni utopías” y “las organizaciones políticas no viven sin estrategia”.

En el acto también expresaron su apoyo a Sumar el embajador de Palestina en España, Husni Abdel Wahed; el delegado del Frente Polisario en España, Abdulah Arabi; el presidente del Partido de la Izquierda Europea Walter Baier (curiosamente, los eurodiputados electos de Sumar no se integrarán en este grupo, sino en los Verdes), y el candidato de los Verdes a la presidencia de la Comisión Europea, Bas Eickhout.

También intervinieron la secretaria general de la Confederación de Sindicatos Europeos, Esther Lynch; la secretaria confederal de UGT, Patricia Ruiz, y el secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo. Éste último alabó las políticas laborales de la ministra de Trabajo y líder de Sumar, Yolanda Díaz, desde la subida del SMI hasta la reforma laboral pasando por los ERTE.

Más en Política