Fiscalidad

Hacienda pone el foco en Vinted, Wallapop y Bizum, ¿qué debes saber y cómo te afecta?

Hacienda pone el foco en Vinted, Wallapop y Bizum
photo_camera Hacienda pone el foco en Vinted, Wallapop y Bizum

Con el comienzo del nuevo año han entrado en vigor nuevas normativas económicas que afectan de lleno al día a día de la mayoría de los españoles. Concretamente estas nuevas reglas afectan de lleno a tres aplicaciones móviles de uso masivo: Vinted, Wallapop y Bizum. Pero, antes de caer en el alarmismo es necesario ver qué es cada una de estas normas y cómo afectan al usuario promedio.

La norma sobre Wallapop y Vinted

Estas dos aplicaciones dedicadas a la venta de productos de segunda mano, especialmente ropa, estarán bajo vigilancia de Hacienda y tendrán que ser intermediarios entre sus usuarios y la Agencia Tributaria. Concretamente, lo que la norma dice es que aquellos vendedores que superen más de 30 ventas al año o más de 2.000 euros facturados recibirán un aviso de la plataforma para reportar datos como: bancarios, el total de dinero obtenido cada trimestre, el número de ventas del trimestre y las comisiones pagadas.

Esta norma se debe a la entrada en vigor de la directiva europea DAC7 y obliga a supervisar a las aplicaciones de venta de segunda mano – también entran dentro algunas otras como eBay –. De hecho, se han recabado datos desde el 1 de enero de 2023 hasta el 31 de diciembre de 2023 y los vendedores afectados tendrán que enviar la documentación solicitada hasta final del presente año.

¿Cómo afecta esto a efectos fiscales?

Lo cierto es que esta normativa no implica tener que pagar más impuestos, al menos no directamente y por el momento. Lo que implica, en la práctica, es que las plataformas deberán reportar los datos a Hacienda para que esta tenga un mayor control sobre los contribuyentes e iniciar investigaciones cuando lo considere conveniente.

De hecho, los vendedores afectados lo que verán en los próximos días es un correo electrónico remitido por alguna de las citadas aplicaciones para notificarles del envío de información a la Agencia Tributaria y la solicitud de algunos otros datos que sean necesarios. Esta información, posteriormente, pasará a disposición de Hacienda como documento informativo.

Para los vendedores que utilicen dichas aplicaciones sin carácter comercial no cambiará nada, pero sí deberán enviar y aceptar el envío de sus datos al fisco. En caso de que los vendedores no colaboren serán bloqueados por la aplicación.

Cambios en Bizum

Otra aplicación que se va a ver afectada con el nuevo año es Bizum. En este caso, lo que cambian son los límites y lo referente a la Declaración de la Renta sobre el curso 2023.

En primer lugar, el límite máximo por transacción pasa de los 500 a los 1.000 euros en más de 30 bancos españoles. Es decir, que ahora se podrá enviar de una sola vez 1.000 euros, mientras que antes no era posible. Eso sí, los límites diarios se mantienen en un máximo de 2.000 euros al día, 60 operaciones por día como máximo y 5.000 euros al mes como tope.

Además de esta actualización, para la Renta a presentar este año. que comprende el periodo desde el 1 de enero del 2023 al 31 de diciembre del año pasado, hay que tener en cuenta los límites que marcó el fisco el curso pasado y que tendrán repercusiones en el actual. De esta manera, aquellas personas que superen los 10.000 euros en movimientos tendrán que declararlo en la Declaración de la Renta del siguiente año. Es decir, que si se han hecho movimientos que superen ese valor en el acumulado del año, se debe incluir en la Renta, ya que en caso de no hacerlo se puede imponer una multa de hasta 5.000 euros por parte de la Agencia Tributaria.

Es un detalle especialmente importante para aquellos que hagan pagos recurrentes al mes, como pasar parte del dinero del alquiler, pagar las vacaciones de un grupo de amigos o similares.

Como última novedad del año, Bizum ha asegurado que cancelará aquellos pagos que tengan como concepto términos inapropiados o ilegales, algo que solía ser habitual entre grupos de amigos y a modo de broma.

En definitiva, las normativas que entran en vigor para este año tienen más carácter informativo, que tributario directo. Tanto para el caso de las aplicaciones de venta de segunda mano, como para la plataforma de micropagos, lo que Hacienda busca es aumentar el control para seguir persiguiendo el fraude fiscal.

Más en Economía